5 PASOS PARA COMENZAR TU PRÁCTICA DE MEDITACIÓN

“He intentado meditar pero no puedo” “me gustaría pero no tengo tiempo” “tengo niños pequeños” “no puedo estar quieto”


¿te suena familiar?


muchos de nosotros hemos probado gran resistencia al comienzo de la práctica de meditación, ya sea porque no tenemos muy claro que significa realmente meditar o porque sin duda alguna es una práctica que requiere tiempo y constancia antes de poder ver resultados en nuestra vida.


En este artículo, te comparto 5 sencillos pasos para que puedas comenzar tu práctica de meditación sin más excusas:

1. INTENCIÓN- ¿PORQUÉ MEDITAR?


Antes de decidir comenzar una práctica de meditación, pregúntate ¿porqué? ¿cual es tu intención? tal vez quieras encontrar espacios para ti mismo, o traer más claridad a tu mente, aumentar tu concentración, disminuir el estrés y la ansiedad, cultivar compasión, expander tu creatividad o mejorar tu sueño. Cualquiera que sea tu intención esta te permitirá mantenerte motivado aún cuando no tengas tiempo.

2. DEJA IR LAS EXPECTATIVAS


Si bien la práctica de la meditación ha sido largamente estudiada y se ha demostrado en muchos artículos científicos su gran utilidad para nuestro bienestar físico, mental y emocional, el objetivo de la meditación no es el de sentirnos “bien” o “relajarnos”, si no el de entrenar a la mente a estar presente. Para esto, nos invita a volvernos observadores imparciales de lo que sucede adentro de nosotros y aceptar todo lo que vemos y sentimos sin juicio alguno. Esto quiere decir que si bien me puedo relajar o sentir más tranquilo estos no son el objetivo de la meditación, más bien, pueden ser efectos secundarios pero no necesariamente.


Muchas veces, sentarnos a meditar va a ser muy incómodo en cuanto observaremos partes de nosotros mismos que no nos gustan o que quisiéramos esconder, otras porque la mente va a estar extremadamente activa dándonos la sensación de que “no pudimos meditar”. La realidad es que no existen “buenas o malas” meditaciones simplemente porque meditar es observarnos a nosotros mismos, aceptando la realidad tal cual es sin quererla cambiar.


Al dejar ir tus expectativas sobre como una meditación debería ser, o como te deberías sentir antes o después de meditar, te permites abrirte a la experiencia misma de la meditación y a conocer una parte de ti mismo que tal vez desconocías.

3. CONSTANCIA


Es mucho mejor meditar 5 minutos todos los días en lugar de pasar horas meditando de vez en cuando.

Habrá días en los que realmente no quieras meditar y tu mente empezará a encontrar excusas para no hacerlo: “Estoy demasiado cansado, es demasiado tarde, hoy no tengo ganas, tengo muchas cosas que hacer y así sucesivamente… ” pero es justamente en esos momentos cuando más necesitas encontrar tu fuerza de voluntad para comprometerte con la práctica.


Así que no esperes "las condiciones perfectas” y comprométete por lo menos con 5 minutos al día.

4. ESTABLECE EL TIEMPO


Programa con anticipación el tiempo de meditación en tu calendario de la misma manera que lo harías con una cita ... de hecho, esta es una cita importante contigo mismo.

Una excelente manera es programar tu despertador 5 minutos (o el tiempo que decidas meditar) antes de tu hora habitual de levantarte o apartar un tiempo antes de tu almuerzo o antes de irte a dormir.


Si tienes familia o personas que dependan de ti, es importante que les comuniques tu intención de meditar y les avises que por esos 5 minutos no estás disponible, que es un tiempo que necesitas para poderles dar lo mejor de ti.

5. SIÉNTATE CÓMODO:


Para la mayoría de nosotros, la simple idea de sentarse sin moverse durante un cierto período de tiempo puede ser desafiante. Por eso, es muy importante encontrar una posición cómoda, donde te puedas concentrar en tu práctica de meditación en lugar de distraerte constantemente por la incomodidad física.


Para meditar, no es necesario sentarse en el piso con piernas cruzadas o en posición de loto puedes sentarte sobre tus talones, utilizar cojines y cobijas o simplemente sentarte en una silla con tu columna lo más derecha que te sea posible o en algunos casos incluso recostarte.


Al mismo tiempo, no te sugiero que estés "demasiado" cómodo: cuando comienzas a relajar tu cuerpo, hay una tendencia a quedarte dormido, lo cual no es el propósito de la meditación.


Prueba diferentes posiciones hasta que encuentres la que te resulte más adecuada.

Esto es todo lo que necesitas para comenzar tu práctica y como ves dependen todos y únicamente de ti. Comenzar un hábito no es siempre fácil pero si piensas que 5 minutos al día pueden hacer una gran diferencia en tu vida, creo que es una buena inversión.

¿Qué necesitas para comenzar tu práctica?




10 views
LOGO PATTY NERO.png
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

NEXT ONLINE TRAINING IN ENGLISH STARTING SOON. CLICK HERE FOR DETAILS.

SUBSCRIBE & GET YOUR FREE 

YIN & MINDFULNESS JOURNAL

"7 Days to reduce Stress & gain Mental Clarity, Peace and Creativity". 

* Free Downloadable Meditation Included *

LOGO PATTY GRIGIO.png

 

PATTY GAJASCHI © 2020 

ALL RIGHTS RESERVED​